ALTOS DE CHAVÓN

Esta maravilla arquitectónica al este de la República Domincana ha sido fuente de inspiración artística y cultural por más de 30 años. Construida en el 1976, Altos de Chavón es un centro dinámico de arte global, en un ambiente natural bordeado por el Río Chavón. Esta grandiosa villa alberga estudios de artes, talleres artesanales, galerías, resturantes, la iglesia de San Etanislao y la Escuela de Diseño Altos de Chavón.

Altos de Chavón está ubicado al sudeste de la República Dominicana, en La Romana, a 110 kilómetros de Santo Domingo, la ciudad capital. La pequeña villa se encuentra dentro de los linderos del complejo turístico Casa de Campo en un ambiente natural bordeado por el sinuoso Río Chavón, del cual toma su nombre debido a su ubicación en las alturas, a 50 metros por encima del nivel mar: Chavón, palabra que se teoriza proviene de una deformación del vocablo indígena utilizado para nombrar el río, Quiabon.

El arquitecto dominicano José Antonio Caro hizo los planos originales de la villa, y la construcción empezó en 1976, concluyendo casi una década despues. Este lugar de impactante belleza natural está inspirado arquitectónicamente en las villas mediterráneas del siglo XVI. Contó con la dirección del reconocido diseñador italiano Roberto Copa en colaboración con un amplio grupo de artesanos dominicanos, que implementaron su visión. Cada piedra fue cortada a mano, y la madera de las puertas y muebles fue tallada con la misma dedicación que fueron realizados los detalles en hierro forjado, reviviendo así muchas prácticas artesanales casi olvidadas. Pocos años después se convirtió en la sede de La Fundación Centro Cultural Altos de Chavón, una entidad cultural y educativa sin fines de lucro que hoy día consiste en La Escuela de Diseño, el Museo Arqueológico Regional, el programa de Artistas en Residencia y la Galería Principal.

Altos de Chavón se ha convertido en uno de los destinos más visitados en la República Dominicana. Hoy, un paseo por cualquiera de las sendas adoquinadas de la villa de Altos de Chavón, revela en cada rincón la arquitectura evocadora de otra época que se une con el Siglo XXI. Es un vibrante centro de creatividad artística, aprendizaje, actividad profesional y de expresión cultural en la República Dominicana y para el mundo.